Conociendo Mundo

Viaja informado a dónde quieras

Carnavales de Cádiz

El Carnaval de Cádiz, documentado desde finales del siglo XVI, es la fiesta por excelencia de la ciudad. Las chirigotas y comparsas atraen cada año a miles de turistas, deseosos de compartir la alegría que se respira en esta ciudad andaluza. Hay que apuntarlo en la agenda: del 11 al 21 de febrero hay una cita con el Carnaval de Cádiz, todo un evento que cuenta con la denominación de fiesta de Interés Turístico Internacional. Durante diez días, entre el jueves anterior al Miércoles de Ceniza y el domingo siguiente, el Domingo de Piñata, los Carnavales toman las calles gaditanas.

Participación de toda una ciudad

El espíritu del Carnaval atrapa a todos los vecinos de la ciudad, una tradición que se inculca desde pequeño y que se transmite de generación en generación. Las peñas, asociaciones vecinales y entidades de todo tipo se encuentran detrás de la organización de este evento.

Las agrupaciones se dividen en cuatro modalidades:

– Coros. Son agrupaciones que deben interpretar su repertorio a tres voces, acompañadas de guitarras, laúdes y bandurrias y con un máximo de 35 cantantes y una decena de músicos

– Comparsas. Interpretan su repertorio a dos voces, como mínimo, acompañados de bombo, caja y un máximo de tres guitarras. No deben sobrepasar los quince componentes.

– Chirigotas. Cantan a una voz, con un máximo de doce cantantes sacando el tono con el pito de Carnaval.

– Cuartetos. El número de cantantes es de un mínimo de tres y un máximo de cinco. Lo más genuino del cuarteto es la parodia.

Comienza el Carnaval

El viernes comienzan las fiestas de manera oficial con el pregón, que dará paso en una céntrica plaza del casco antiguo a la proclamación de la Diosa del Carnaval y de las Ninfas. Un día después se entregan los “Antifaces de Oro”, con la que se homenajea a aquellos “veteranos” que hayan mostrado su apoyo en defensa de estas fiestas.

El domingo es el día elegido para que los coros den a conocer su repertorio en los alrededores del Mercado Central para dar paso a la Cabalgata, que recorre la avenida de entrada a la ciudad. El día culmina con los fuegos artificiales disparados desde el Castillo de Santa Catalina.

Durante toda la semana siguiente se desarrollan los concursos de disfraces que tienen lugar en distintos puntos.

La fiesta de la imaginación

No los podrás encontrar en una tienda al uso: los disfraces que se pueden ver en Cádiz demuestran las muchas horas de imaginación dedicadas por vecinos que preparan el Carnaval durante todo el año. A destacar también las letras, siempre irónicas y vinculadas estrechamente a la realidad política y social, que se pueden escuchar en las canciones entonadas durante las fiestas

Fin de fiesta

Después de diez días marcados por los disfraces, las chirigotas, las murgas y las comparsas el Carnaval, la fiesta con más humor e ironía de todo el año, se despide rodeado por plañideras que lloran a mares ante el ataúd de la difunta sardina

Don Carnal versus Doña Cuaresma. Como si de un combate de boxeo se tratara la diversión, la ironía, las máscaras y los disfraces se impusieron en febrero a la austeridad de la que hará gala el mes de marzo con la llegada de la Semana Santa.

Pero todo lo que empieza tiene un final y eso fue lo que le pasará al Carnaval, que se irá con la música a otra parte contando los días que le quedan hasta el próximo mes de febrero, cuando Don Carnal vuelva a reinar de nuevo. Cádiz se despedirá de las fiestas con todos los honores y como marca la tradición, con el clásico entierro de la sardina. El cortejo fúnebre más irónico y mordaz jamás conocido volverá a recordar a todos que lo bueno se acaba, que hay que decir adiós al tiempo de la diversión para dar paso al reinado de la austeridad y los ayunos propios de la Cuaresma.

Gastronomía

No se puede ir a Cádiz durante los Carnavales sin visitar tres rincones de la ciudad, el Barrio de la Viña, el Barrio del Mentidero y la Plaza de San Francisco, donde merece la pena degustar los típicos Erizos, Ostiones y Pestiños. Además es casi seguro que se pueden oír en primicia a algunas agrupaciones que participarán en el Concurso de Agrupaciones Carnavalescas.

Tampoco hay que abandonar Cádiz sin probar las tortillas de camarones, los langostinos, las papas aliñás, todo ello regado con la manzanilla de Sanlúcar.

febrero 7, 2010 Posted by | Escapadas, Viajar | , | Deja un comentario